20 Compartir

¿Te has enamorado de alguna de las mochilas F-Stop? Si así fuera el caso y decidieras hacerte con uno de sus interesantes modelos y desembolsar el dinero puede que te hayas encontrado con el problema de haber pagado y no recibir la mochila (a tiempo) o sufrir continuas esperas.

Según leíamos en algunos foros, las quejas sobre el abastecimiento de las mochilas (cualesquiera que sea el modelo) se suceden unas tras otras y tan solo parece que aquellos usuarios que utilizaron un método como PayPal, que permite recuperar su dinero mediante su sistema propio de arbitraje y protección para el comprador, están pudiendo recuperar lo desembolsado.

F-Stop fue una gran compañía pero solamente al inicio

Cualquiera que haya conseguido ser poseedor de una de sus mochilas sabrá de las posibilidades de personalización interior de las mismas así como de la gran calidad de los materiales. Sin embargo, qué sucede dentro de la compañía. Según comentan en RESOURCE magazine, los problemas de abastecimiento no son fruto de la desorganización ni de una demanda que supera, con creces, su capacidad “real” de producción (no hay más que ver su web que indica siempre un stock muy bajo en cualquier producto)

F-Stop KitSentry, campaña fallida

No hace mucho tiempo F-Stop, fruto de una campaña en Kickstarter, y tras haber recaudado más de 27.000 dólares, anunciaba la que KitSentry, un modelo “inteligente” y con seguimiento del equipo, apoyado por 227 personas, no vería la luz. Además, no reembolsaría dinero alguno según la información que aporta RESOURCE Magazine, algo que contraviene las normas de Kickstarter.

FUENTE: Resource Magazine
FUENTE: Resource Magazine

F-Stop haciendo stop

En una nota pública en su blog (última actualización, por cierto) de junio de este mismo año, Ian Millar, director de producto y diseño de la compañía, indica algunos problemas con la fábrica en China que tienen dando vagos detalles sobre el clima y las condiciones difíciles de la zona aunque indica que los empleados allí tienen un buen salario y condiciones de trabajo dignas pero que al ser una zona con unas condiciones climáticas difíciles así como la complejidad de fabricación debido a las numerosas piezas (unas vienen de Corea y otras de otros distribuidores de China) y los numerosos controles de calidad a los que someten las mochilas están retrasando la producción. En cualquier caso suena cuando menos “raro” y “puede” denotar falta de financiación de la marca como argumentan en RESOURCE Magazine.

F-Stop y las redes sociales

Por otro lado, en la misma entrada, echan la culpa a las redes sociales y el daño que esto les está haciendo. Quizá no quieran ver que quien compra y paga un producto por adelantado, en internet, aun sabiendo que le debería llegar en el plazo de 4 a 6 semanas y pasan 8, 10 o muchas más semanas y no tiene el producto pues vaya y se “cabree”, abra una disputa a través de PayPal, si es el caso, vea que no le contesta el vendedor en varias semanas (ellos) y eleve a reclamación la disputa. Y, entonces, sí, ya contestan.

003

Cancelé mi pedido el 29 de junio y debe ser una broma que el reembolso tarde de 4 a 6 semanas que es lo mismo dicen sobre los plazos de envío de las mochilas. Se las arreglaron para coger mi dinero el día que hice el pedido y sin embargo les lleva tanto tiempo el reembolso? […] He pagado a través de Paypal, abrí una disputa y solamente cuando lo elevé a reclamación F-Stop se puso en contacto conmigo ofreciéndome otra mochila a préstamo para mi viaje de Julio. Les dije que ya era demasiado tarde. Me contestaron que entonces cancelaban el artículo. Cuando pregunté sobre cuánto tardaría el reembolso me dijeron que no sabían.laurencecyl, usuario en DPreview

002Hablando de redes sociales. Basta visitar su página de Facebook para ver las quejas de muchos usuarios. Algo que viene sucediendo desde hace meses y meses.001

¿F-Stop, realidad o ficción?

Según indican en RESOURCE Magazine, el problema está en el dueño de F-Stop, que siendo un gran vendedor y teniendo aterrorizados al resto de empleados consigue mantener las apariencias con grandes campañas de marketing como el último concurso que sponsorizan desde su página de Facebook (podéis ver que aparecen como colaboradores)

Recientemente un buen amigo mío había conseguido su preciada mochila F-Stop y está encantado con ella. Supongo que ha sido uno de los pocos afortunados que pagó y ha recibido, pasado un buen plazo eso sí, la mochila para poder disfrutar de ella y que le dure muchos años. Sin embargo, él no la compró a través de la web de F-Stop, no digo más.

Pop, stop, ya no sé en qué quedará F-Stop.

20 Compartir