22 Compartir

Desde Vanguard España nos hicieron llegar hace un tiempo este modelo, Vanguard VEO 42 de mochila que por su discreto tamaño y ligereza puedes usarla tanto como mochila de uso diario como mochila fotográfica para tus paseos por naturaleza.

1Vanguard VEO 42: Diseño y Ergonomía

Esta mochila, de tamaño discreto, resulta ser bastante versátil si bien no es para todos los públicos ni para climas extremos. Es una mochila para el día, sin embargo. Es por ello, e insistiremos en este aspecto, que es una mochila para aquellos que no quieren cargar con todo y más pensada para los paseos tranquilos que para llevar todo nuestro equipo. Sí, para todo lo básico o esencial.

Una de las cuestiones que me ha sorprendido es el tener que parar y poner la mochila en el suelo u otro lugar estable para poder sacar la cámara del interior extraíble de la parte inferior de la mochila, algo que aunque terminas acostumbrándote a ello, resulta algo incómodo y que no a todo el mundo le gustará.

Una mochila que, curiosamente, permite ser colocada en un trolley o una maleta, pudiendo (como pude comprobar hace un par de meses) poder subirla al avión como equipaje de mano sin problema alguno.

En cuanto a los acabados y materiales, lo habitual de la marca, buena terminación y remates en todos ellos.

2Vanguard VEO 42: Capacidad

Estamos ante una mochila de dimensiones no muy grandes. Una mochila pensada, y quiero indicarlo de nuevo, para aquellos que que les guste ir ligeros, con un trípode pequeño, tipo de viaje, como puede ser el Vanguard VEO 265CB o cualquier otro de los de la serie VEO.

En la parte superior nos queda un hueco, separado físicamente de la parte inferior, en el cual podemos llevar accesorio como por ejemplo, nuestra bolsa de filtros (en mi caso una bolsa Terrascape) una funda con tarjetas, la linterna frontal y el cable disparador.

_ADL6273

En general, la parte superior resulta bastante amplia para que en ella llevemos lo necesario para nuestra excursión fotográfica. A ello contribuyen los dos bolsillos internos: uno  para tarjetas y otro algo más amplio para objetos planos (por ejemplo, para meter pilas o alguna baterías).

_ADL6272

En la parte inferior de la mochila nos encontramos con un interior acolchado y extraíble pensado  para llevar una réflex (sin grip) o una sin espejo con un objetivo montado de tamaño medio más otro que podemos llevar en uno de los otros  dos huecos. Nos quedaría, por tanto, libre el otro hueco de la bolsa interior para llevar, o bien un tercer objetivo o algunos pequeños accesorios. En nuestra opinión resulta un poco justo de distribución del espacio.

_ADL6296

_ADL6293Por tanto no es para meter ni un teleobjetivo tipo 70-200 ni un angular de gran tamaño como los 14-24 de Canon o Nikon, para que lo entendáis. Finalmente en la parte exterior inferior contamos con otro bolsillo que oculta la funda impermeable destinada a proteger la mochila de la lluvia que nos permite cubrir toda la mochila desde la parte inferior a la parte superior de la mochila aunque le falta cubrir un poco en los laterales.

_ADL6291

A ambos lados cuenta con dos bolsos iguales ajustables por una cuerda con sistema de cierre de bola, siendo uno de ellos, por ejemplo, para meter un trípode de los de la serie VEO, o bien una botella de agua o un refresco. Para sujetar el trípode por la parte superior contamos con otra cinta que podemos usar para ajustar bien el trípode.

_ADL6290

Sin embargo, la limitación que parecíamos encontrar para llevar un teleobjetivo tipo (70-200mm) podemos salvarla usando este hueco – que parecía destinado a la botella de agua -para colocar un teleobjetivo aunque en este caso deberíamos colocarlo con su funda o utilizar alguna (por ejemplo, fundas de neopreno que suelen vender dentro de las secciones de accesorios). Esta funda deberíamos sujetar con algún mosquetón o atarla en alguna de las pequeñas asas de la mochila para evitar algún disgusto con el teleobjetivo.

_ADL6278

Por la parte interior, pegada a la espalda, contamos con un buen acolchado, que nos permite en ese bolsillo pegado a la espalda meter una tablet, un portatil o algún libro. Ese acolchado lo cierto es que amortigua muy bien y resulta muy cómoda de llevar. Aunque está pensado para evitar la transpiración, cuando tuve la ocasión de llevarla con buen tiempo no logra del todo evitar el paso de la sudorización.

3Vanguard VEO 42: Precio y disponibilidad

Esta mochila tiene un precio que oscila alrededor de los 90-100 euros y la puedes encontrar en casi todas las tiendas del sector.

PRODUCTO ADQUIRIDO PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE ANÁLISIS

22 Compartir
Valoración
Comodidad
88 %
Materiales
80 %
Diseño
75 %
Capacidad
70 %
Calidad/Precio
60 %
Más informaciónVanguard VEO 42
Artículo anteriorOlmo Calvo, ganador de la XIX edición del Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña
Artículo siguienteFujifilm X-T10, análisis a fondo
La Mirada de los Fotógrafos es una publicación sin ánimo de lucro y que se realiza de forma colaborativa sin contraprestación alguna. No nos hacemos responsables de las opiniones de los autores en sus artículos.