Hemos tenido la oportunidad de probar una unidad beta del flash TTL/HSS de Pixel Entrepise Ltd., el Pixel X800N (para Nikon) que próximamente llegará a los mercados internacionales. Este modelo, del que ya hablamos cuando se anunció, es tiene una versión superior denominada X800N Pro 2.4 GHz que mejora algunas características del modelo Standard que hemos probado como por ejemplo, incorpora la conexión directa con los disparadores Pixel King Pro, pudiendo ser disparado sin necesidad de incorporar un receptor, eso sí, todo ello a un precio superior.

Su precio (aún por confirmar), parece que estará alrededor de los 100 euros en precio de venta al público en nuestro país ya que el precio fijado por el fabricante son 100 dólares a los cuales deberemos sumar impuestos. En cuanto a la versión Pro, su precio estará alrededor de los 160 dólares.

 

Pixel X800N: Construcción y diseño

Se trata de un flash muy bien construido y con materiales que resisten bastante bien, puesto que la unidad de prueba ya recibió un par de golpes de forma accidental sin que se resintiese en la carcasa o en el rendimiento.

X800Nbzby -3

La cantidad de opciones disponibles como veréis es muy reseñable, teniendo todas las características deseables en un flash de estas características.

 

https://www.youtube.com/watch?v=_ux0X9Y6Y8Q

Una de las características muy positivas es la posibilidad de actualizar el firmware a través del sitio de Pixel, además usando un cable micro USB – USB estándar. Evidentemente, por el momento no existen actualizaciones de firmware aún.

 

X800Nbzby -16

Una de las cuestiones a la que me costó acostumbrarme al principio fue el menú LED de la parte posterior. Sobre todo a manejarme por los menús algo que tras una semana de uso ya era historia.

En el modo TTL/TTLB reseñar que como casi todos los flashes que incorporan estas opciones, el funcionamiento es muy sencillo y solamente hemos de compensar la exposición. El funcionamiento con la pareja de transmisores Pixel King Pro es prácticamente perfecta en este modo y apenas hay que ajustar algo.

X800Nbzby -13

En definitiva, una vez que le coges el truco al menú funcionas perfectamente. En este caso, resulta de gran utilidad la gran cantidad de información ofrecida y la cantidad de opciones para personalizar, si queremos, nuestro modo de trabajo.

Una de las cuestiones que, según el gusto de cada uno, puede tener un ‘pero’ se trata del cómo gira la cabeza del flash. Me explico. Existen dos tendencias principales en los flashes actuales. La primera en la que el giro es libre con bloqueo del giro al final del recorrido y, la segunda, con bloqueos intermedios, mediante algún tipo de botón, para realizar el giro. Pixel apuesta en este modelo por la segunda opción sacrificando velocidad de manejo por durabilidad, ya que los flashes que permiten el giro libre suelen terminar por quedar mucho más sueltos y se desgastan antes puesto que los solemos girar con menos cuidado. En todo caso, he de decir que, aunque no me termina de convencer demasiado el sistema ya que cuando tienes prisa y cambias de vertical a horizontal es algo más lento el cambio, pero puede que sean manías mías.

Así como en el caso anterior no terminaba de convencerme el giro, la opción de bloqueo (lock) que podemos encontrar en la parte posterior, me parece muy acertada, permitiendo que podamos fijar unos ajustes y evitar que, por error, los cambiemos.

En el siguiente vídeo, podéis ver todas las funcionalidades al completo.

 

Rendimiento y Calidad de imagen

El rendimiento en el modo TTL/TTLB es muy bueno, permitiendo obtener imágenes correctamente expuestas en la mayoría de las ocasiones, con una temperatura de color bastante ajustada alrededor de los 5500K sin demasiadas desviaciones. Lo cual hace que sea muy cómodo para trabajar.

Fuera de esos modos reseñar que, por ejemplo, cuesta un poco descubrir o llegar al modo esclavo (S) si lo que queremos es usar nuestro flash “off camera”. En estos casos decir que el tiempo de reciclado cuando disparamos a 1/1 de potencia está entre 3-5 segundos y no alrededor de los 3 segundos especificados. En el modo TTL/TTLB la mayor parte de las veces estaremos entre 1 y 3 segundos (muchas veces en décimas si no exigimos mucho al flash), teniendo una respuesta muy buena.

La función de reposo o stand by funciona excepcionalmente bien, teniendo un despertar del flash prácticamente instantáneo, algo que en muy pocos flashes se ve.

En la duración de las baterías se aprecia el trabajo de Pixel en este sentido pues durante un reportaje familiar que realicé, con unas pilas alcalinas de gran potencia, disparé casi 320 disparos sin mayor problema en modo TTLB y aún indicaba algo más de un 1/4 de carga. Según el fabricante, a plena potencia, se pueden realizar hasta 180 disparos, lo cual concuerda con los datos obtenidos ya que en el modo TTLB no estaba disparando siempre a máxima potencia.

Ya más en serio, decidí realizar, nada más tener este flash, una sesión que me diera una impresión más cercana a lo que podía ofrecer. Para ello, usando una ventana Walimex de 80x120cm testeé su uso para una sesión de dos excelentes músicos amigas mías. He aquí algunas de las imágenes, antes de ser procesadas y sin correcciones de ningún tipo.

_ADL6490_LMF _ADL6412_LMF _ADL6436_LMF _ADL6449_LMF

 PRODUCTO PRESTADO PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE ANÁLISIS

 

Valoración
Valoración General
87 %
Diseño
90 %
Ergonomía/Manejo
70 %
Funcionalidades
90 %
Rendimiento
90 %
Calidad/Precio
95 %
Artículo anteriorNo te pierdas ‘La Fotografía Móvil’, de Rodrigo Rivas, a partir del 26 de noviembre
Artículo siguienteACTIVEON CX GOLD, nueva cámara de acción
La Mirada de los Fotógrafos es una publicación sin ánimo de lucro y que se realiza de forma colaborativa sin contraprestación alguna. No nos hacemos responsables de las opiniones de los autores en sus artículos.