image_pdfimage_print

Continuamos con ‘Loföten Chronicles con Javier Alonso Torre, la crónica que, en esta ocasión, nos ha hecho Javier de su viaje con sus compañeros por estas maravillosas islas del Ártico.

Día 3 (noche): ‘Loföten Chronicles’ con Javier Alonso Torre

Esa noche la previsión de Auroras era bastante baja, así que nos quedamos más tiempo del habitual en la cabaña y nos mantuvimos atentos por si la previsión aumentaba. En ese caso visitaríamos alguna de las localizaciones más cercanas a nuestra cabaña para fotografiarla.
En esas andábamos cuando empezamos a escuchar ruido fuera y, allí estaba, a 15 metros de nuestro alojamiento un montón de gente haciendo fotos al cielo. “muy curioso ver gente disparando con flash, entusiasmados, disparando sin parar”. Como no podía ser de otra manera el grupo salió a ver que podía hacerse. Todos menos uno, jeje. La verdad es que no me imaginaba plantando el trípode entre tanto flash y decidí quedarme recogiendo toda la cena.
Al rato la gente ya se retiró y solo quedamos nosotros, momento en el que me uní a ellos. En efecto la actividad era muy pequeña en comparación a lo que habíamos tenido, pero aun así merecía la pena. Probé con una compo (que miraba a un sitio por el que no habían salido auroras) y decidí esperar. NADA, una actividad mínima… tic, tac… el resto del grupo empieza a pensar más en la almohada que en las auroras y al de unos minutos decide recoger. Yo les comento que me quedo un poquito más. (aun no había hecho ni una foto)., y además contaba con la ley de Murphy. Y esa nunca falla, fue llegar el resto a la cabaña y empezar a brillar el cielo. Aunque ver la vieron, pero desde la ventana…

Día 4: ‘Loföten Chronicles’ con Javier Alonso Torre

El viaje lo organizamos en dos alojamientos diferentes, los primeros días en Reine. Desde él tienes acceso a un montón de localizaciones a menos de media hora en coche, pero si quieres subir más al norte enseguida te pones en desplazamientos de más de una hora. Así que hoy tocaba mudanza.

 

Para el amanecer de este día nos acercamos a la playa de Skagsangen. En total la hemos visitado tres veces en este viaje, pero es uno de esos lugares en los que siempre encuentras algo distinto que fotografiar. La mezcla de tonos en la arena y las diferentes correderas de agua que recorren la playa hacen que esta se llene de primeros planos impresionantes y únicos con cada marea. Ya solo haciendo detalles y macro podría pasarte días enteros en esta playa.

Aquí nos llevamos el susto del viaje. Esta playa es muy tendida y cuando sube la marea es capaz de avanzar muchos metros enseguida. A pesar de los avisos uno de los asistentes se despistó con la mochila y la dejó de tal manera que me la encontré flotando cerca de mí y “abierta”. Más que encontrármela empezaron el resto a gritar y a avisarme. Yo estaba enfrascado y absorto con unos detalles. Al ver la mochila intenté girarme para cogerla y no me dí cuenta que estaba con los pies totalmente hundidos en la arena. Consecuencia… “pato al agua”. Eso si, un pato de casi dos metros. Aun así recuperamos la mochila y entre todos secamos todo de manera muy rápida.
Tras esta señal para terminar la sesión nos fuimos al nuevo alojamiento. Recuperados del susto y aliviados por que todo quedara en nada nos pusimos en marcha de nuevo.  Aquí coincidíamos con el grupo de Iñigo Bernedo y de Felipe Dávila y se nos unía el vasco-canario Jose Fco. López. El plan era perfecto. Salida a hacer fotos, una buena ducha y salir a cenar a un restaurante a Leknes.
Seguíamos sin nubes… parecía de chiste, cada vez que hablaba con Bilbao me decían que no paraba de llover y nosotros con días totalmente despejados. Todos estábamos deseando tener alguna nubecita para poder hacer otro tipo de paisaje y alguna larga exposición con las nubes en fuga. Pero este tiempo también te dá cosas únicas. Nos acercamos a Myrland, y antes de fotografiar el atardecer pudimos descubrir un riachuelo semicongelado que estaba lleno de auténticas joyas fotográficas. Nos pusimos a ello hasta que la luz nos avisó de que tocaba volver al paisaje. Ese atardecer nos brindaría una salida de luna que se nos quedaría grabada a todo el grupo.

Día 4: ‘Loföten Chronicles’ con Javier Alonso Torre

Las previsiones de tiempo acertaron y esa noche llegaron las nubes. Tocaba decir adiós a las auroras pero otro tipo nuevo de fotografía se abría ante nosotros. La única pega es que a lo largo de los siguientes días las temperaturas aumentaran como 10 grados y mucha nieve desapareciera bajo nuestros pies y en las montañas.

 

Pero eso lo empezaríamos a notar más adelante, este día fue un maratón constante de hacer fotos. El amanecer lo buscamos en Haukland y ya no paramos en todo el día. Bueno, la ventisca hizo que en alguna de las localizaciones no pudiéramos ni salir del coche, pero lo que nos fuimos encontrando en el camino lo compensaba.

Lo bueno de estar nublado es que tienes tiempo para descansar sin preocuparte por el hecho de poder estar perdiéndote fotos de auroras.

 

Así que a partir de ese punto del taller el viaje se dividía en dos partes, fotos y master chef. Bajo la batuta de Miguel Angel Rubio ( que aunque es de Almería cocinando parece de mi tierra, jeje) empezamos a deleitarnos con platos más elaborados. Esa noche le dimos matarile a una fabes que nos dejó el otro grupo. Un buen sofrito, unas buenas horas cociendo y a triunfar.

 

Los siguientes días nos tocaría vivir el cambio climático por momentos…

 

 

– JAVIER ALONSO TORRE –

 

Artículo anteriorJosé Luis Roldán gana la 27ª Edición del Memorial María Luisa
Artículo siguiente‘Loföten Chronicles’ con Javier Alonso Torre (Días 6,7 y 8. FIN)
BIOGRAFÍA: Nacido en Madrid pero adoptado por Valladolid - Laguna de Duero, empezó en fotografía gracias su tío, hace muchos años, viendo cómo revelaba en su casa. Actualmente es el CEO y co-fundador del blog "La mirada de los Fotógrafos" AKA lamiradadelosfotografos.com, un espacio que busca ser referencia para la comunidad fotográfica de habla hispana y donde cualquier fotógrafo o videógrafo puede colaborar escribiendo sus artículos.

Formado como Ing. Tco. Informático, Fotógrafo y Creativo, es un gran apasionado del Arte y la Tecnología junto con el idioma Inglés, cuestiones que compatibiliza con Nuria, su mujer, y sus hijos Diego y Noemí, sus tres grandes amores.

Ha sido colaborador en varias publicaciones sobre fotografía como la conocida revista online Xataka Foto, (durante 5 años, hasta julio 2015).También ha sido jurado en varios concursos de fotografía, realizado exposiciones individuales y colectivas en Valladolid. Colaborador en el libro de Fotoperiodismo 3.0.

En cuanto a fotografía puede destacarse que sus especialidades son Fotografía de Larga Exposición, Fotografía Urbana y Arquitectónica, los Retratos y el Reportaje.

PREMIOS destacados
  • FINALISTA TOP10 en el SMITHSONIAN PHOTO CONTEST 2016 en imágenes editadas.
  • MONOCHROME AWARDS: 6 MENCIONES DE HONOR
  • TOKYO INTERNATIONAL FOTO AWARDS 3er puesto en ARQUITECTURA y 3er puesto en PAISAJE
  • 3 MENCIONES DE HORNOR, MOSCOW INTERNATIONAL FOTO AWARDS - MIFA 2016
  • FINALISTA EN LA GRANDE PHOTO AWARDS
  • 2 BRONZE AWARDS Photographer of Year 2015, Portrait Category (Better Photography INTERNATIONAL AWARDS)