1K Compartir

Si hubiera que votar una técnica que ha hecho bastante daño a la fotografía actual, seguramente el resultado arrojaría una respuesta entre los primeros lugares: HDR. Una técnica que no es ni mucho menos actual. Lo que ocurre además es que esta técnica se confunde bastante con la técnica de la que hablaremos hoy: La multiexposición. La multiexposición o exposición múltiple, consiste en la fusión de varias tomas en una sola.

con la colaboración de

vanguard

Un poco de historia y ejemplos

Al igual que la otra técnica (de cuyo nombre no quiero acordarme) no creáis que es una novedad de la era digital, la multiexposición es una técnica que ya existía en la era de la fotografía química cuando después de hacer una foto no arrastrábamos el carrete hasta el siguiente fotograma y disparábamos encima realizando una doble exposición.

En nuestra época digital seguro que lo hemos visto en muchas fotos cuando vemos la secuencia entera de un salto, del disparo de un balón y simplemente vemos a la misma persona repetida en la misma foto o también para tratar de quitar la gente de una foto, como hice en esta foto de Gran Central en New York, en la que use un filtro ND de 10 pasos para poder exponer 20” y disparar 10 tomas: con esto logramos un total de “200 segundos”, tiempo más que suficiente para que la gente que no estaba quieta no saliera en la foto.

gran central-23

Normalmente estas tomas se fusionan en Adobe Photoshop o cualquier otro software de edición mediante lo que se conoce como máscaras de capa. Un procedimiento que una vez dominado resulta muy sencillo. Pero ¿sabéis que hay algunas cámaras que unen estas tomas y te dan directamente un archivo RAW para poder revelarlo después?.

Más allá de los usos que os he comentado antes, en particular, he hecho uso de esta opción de mi cámara en unas cuantas ocasiones, la más normal es cuando me dejo los filtros en casa (lo reconozco, también me pasa). Esta cualidad de algunas cámaras nos permite por ejemplo realizar un efecto seda sin necesidad alguna de los filtros.

También cuando, aun teniendo los filtros ND (Neutral Density o Densidad Neutra), la luz de la escena no me permite exponer más de 30”. Por ejemplo, imaginaros una escena en la que quiero dar mucho movimiento a las nubes y necesito exponer 300”, con la multiexposición podemos la escena como en esta foto:

Hamnoy-30

¿Cómo es el proceso?

Para ello seguimos los siguientes pasos:

• Colocamos la cámara en un trípode.

• Conectamos el cable disparador.

• Enfocamos y pasamos el enfoque a manual.

• Realizamos la medición correcta.

• Ponemos el balance de blancos (WB) con un valor fijo (el que vosotros determinéis según la escena, para que no varíe entre tomas, si lo dejamos en automático el valor puede cambiar y es más complicado corregirlo luego).

• Preparamos la cámara para disparo en ráfaga (de esta manera basta con bloquear el disparador para que haga todas las tomas a la vez).

• Desactivamos la reducción de ruido a exposiciones prolongadas (no os preocupéis por el ruido ni los famosos puntitos blancos, desaparecen con las 10 tomas). Click.

Multiexposición: configurando la cámara

2-19

Ya tenemos la primera foto hecha que nos va a servir para comprobar nuestro encuadre y ver si está bien de luz.

Una vez tengamos todo en orden, en mi cámara, una Nikon D800 configuro el Menú Disparo de la siguiente manera como véis a la derecha. En otras cámaras puede variar pero básicamente es lo mismo. Avisaros que no funciona en modo Live View por lo que si lo activasteis por alguna razón, deberéis desactivarlo.

3-21

Entrando ya en el Modo de exposición múltiple configuro que sea única toma, para que de este modo después disparar todas las tomas nos las una en una única toma, primero disparará las 10 y luego las unirá, no guardará las 10 tomas sino una sola.

También activo la ganancia automática para que me preserve las luces y no me las queme las luces altas.

Multiexposición: Número de tomas a realizar

Seguidamente activo el número de tomas que quiero unir, aquí tendréis que probar, por ejemplo para unas sedas de un río con 4 tomas bastaría pero para darle movimiento a las nubes o quitar las personas de una escena necesitaríamos las 10. Son valores aproximados y siempre dependerán de la escena en concreto y tendremos que ajustar seguramente, pero os pueden servir como referencia.

Una vez configurado acordaros de activar el modo de ráfaga de vuestras cámaras y de bloquear el gatillo del disparador para que os haga todas las fotos a la vez sin tener que pulsar el disparador en cada foto.

Solo me queda a animaros a que practiquéis y saquéis vuestra vena creativa, las posibilidades de esta técnica son infinitas.

Todas las fotografías que se usan este artículos son mías 😉 y si queréis saber más sobre mis trabajos y mis talleres podéis hacerlo aquí

1K Compartir