Time-Lapse ¿Quién no ha oído hablar de esta técnica fotográfica?

Hace 4 años que descubrí esta técnica tan popularizada  hoy  en día.

El culpable fue este vídeo.

Este me llevó a buscar y  encontrar, entre otros, los timelapses  de  Daniel López de El cielo de Canarias, y desde entonces comencé a ver timelapses en lugar de fotografías.

Por aquel entonces no había tantos sliders ni aparatos motorizados como hoy, y si querías dar movimiento a tus tomas tenías que hacerlo en post producción o fabricarte tu propio slider. Yo hice lo segundo.

Quiero aclarar que no soy ningún especialista, ni vivo de ello, ni me considero un entendido, pero  aprovechando que comienzo nuevo proyecto voy a contaros durante las próximas semanas cómo lo hago,  desde tener una idea, hasta hacerla realidad, pasando por todos los pasos intermedios. No entraré en cómo utilizar los  programas, de los cuales solo sé lo justo, me limitaré a decir hago esto con esto y esto con esto otro. No puedo presumir de que los míos sean buenos timelapses, pero para los curiosos podéis ver AQUÍ algunos de los que he hecho.

Antes de entrar en materia, creo oportuno explicar que es un Time-Lapse y las herramientas básicas que necesitamos.

¿Qué es?

El Time-Lapse es una técnica fotográfica que consiste en hacer fotografías secuencialmente, con un determinado intervalo de tiempo entre una y otra. Luego son unidas en un programa de edición de vídeo, para ser reproducidas a una velocidad de 25 fotografías por segundo, dándonos así un efecto de vídeo a cámara rápida, pudiendo ver en pocos segundos, lo que ha sucedido en minutos, horas o días. Además obtenemos un vídeo  con una calidad fotográfica, lleno de detalles.

¿Qué necesito?

Hoy se puede hacer un Time-Lapse con un simple smartphone, o con cualquier cámara compacta, pero hablaremos de unos medios mínimos:

Cámara fotográfica.  Batería bien cargada  y tarjeta de memoria de capacidad y velocidad suficiente y si es posible mejor disparar en RAW que en jpg.

Trípode. Cuanto más  estable mejor. Se trata de que entre una imagen y otra la cámara no se mueva, para que la secuencia final se vea estable y sin trepidaciones.

Intervalómetro.  Con éste le decimos a la cámara que dispare una foto cada “X” tiempo, un número determinado de veces. Por ejemplo 250 fotografías, una cada 4 segundos. Muchas cámaras disponen de intervalómetro interno, por lo que podríamos eliminarlo de la lista.

–  Ordenador con un programa de edición de vídeo. Perfecto, ahora tenemos  250 fotografías, que una vez reveladas (si hemos disparado en RAW) pondremos en una línea de tiempo del programa de edición a una velocidad de 25 fotogramas por segundo FPS, nos dará un resultado de 10 segundos de vídeo, ¡sí! SÓLO 10 segundos de vídeo

25 fps x 10 segundos = 250 fotografías

Añades  más fotografías y una bonita música y ya tienes tu vídeo Time-Lapse, en el que verás en pocos segundos aquello que has fotografiado durante minutos, horas o días.

 

El Time-Lapse es una técnica muy vistosa, pero muy lenta y con mucho trabajo detrás, ya lo averiguaréis en las siguientes publicaciones.

Si al final de todo te acabas enganchando a esto, pronto empezarás a pensar en mejores cámaras, objetivos, filtros, sliders, etc… Hablando de sliders, hoy por suerte, hay bastantes marcas en el mercado, que si bien siguen teniendo precios elevados, ya no son prohibitivos como hace un par de años. Por quedarnos en nuestro país un buen ejemplo es MSlider.

Y hasta aquí puedo contaros.

La próxima semana  podréis acompañarme  en mi próximo proyecto paso a paso.